De poblados chabolistas a viviendas sociales: la Comunidad de Madrid los realojará mediante un decreto

VPPSI 18/01/2018

Desde VPPSI nos hacemos eco de la noticia de que la Comunidad de Madrid regulará mediante un decreto, que aprobará en las próximas semanas, el realojo a viviendas sociales de las personas que se encuentran en los poblados chabolistas que quedan en la región, estableciendo procedimiento y requisitos.

El borrador de decreto, que se puede consultar ya en el Portal de Transparencia de la Comunidad, pretende regular la adjudicación y cambio de viviendas vinculadas a operaciones de realojo de poblados chabolistas cuyos derechos de propiedad o de uso corresponden a la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid.

Y es que, según ha descrito la directora gerente de la Agencia de Vivienda Social, Isabel Pinilla, hasta el momento la Comunidad procedía al realojo de estas personas por medio de los convenios que se suscribían con cada ayuntamiento, en los que tras realizar un censo se exponían las condiciones del realojo. Hasta el momento se han realojado alrededor de 10.000 familias y se han desmantelado 120 poblados chabolistas.

En la actualidad quedan "ya muy pocos asentamientos", ha asegurado Pinilla. Aparte de casos aislados de gitanos de nacionalidad rumana en algunas localidades quedan el asentamiento de Las Sabinas, que afecta a los términos municipales de Móstoles y Arroyomolinos, y El Gallinero en Madrid capital. Cuestión aparte es el sector VI de la Cañada Real, que al estar en marcha un Pacto Regional para trabajar en la zona lleva su propia regulación.

Ahora, el Ejecutivo autonómico quiere dotar a los realojos que se producirán de un marco normativo y jurídico, que pretenden aprobar en Consejo de Gobierno en las próximas semanas. Tal y como ha explicado la directora gerente, "los convenios seguirán existiendo y estos recogerán las acciones que llevarán a cabo cada administración pero a la hora de suscribir un contrato de alquiler se hará mediante las pautas del decreto".

Entre los criterios están acreditar una antigüedad de residencia dentro del término municipal donde se ubique el núcleo chabolista por el tiempo que se determine en el convenio; acreditar un periodo de residencia en la Comunidad de dos años anteriores a la firma del convenio; contar con ingresos familiares máximos de 3,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM); no tener vehículo cuyo valor supere el anterior indicado o no haber sido adjudicatario de vivienda pública ninguno de los miembros de la unidad familiar.